Las armas encontradas no se cuentan por unidad, sino por docenas. Esta es la primera conclusión de un allanamiento realizado por la Gendarmería Argentina en la casa de Mauricio Yebra, mano derecha de Marcelo Balcedo , el sindicalista platense detenido desde el año pasado en Uruguay y con múltiples causas en la Argentina por lavado de dinero.

La pesquisa, en la casa situada en las calle 13 y 665 de la localidad de Ensenada, fue dispuesta por el juez platense Ernesto Kreplak, que está a cargo de la causa contra Balcedo y su familia.

Según los datos preliminares, cuando revisaban la vivienda se detectó un lugar con un importante número de municiones de diversos calibres. Pero les llamó la atención divisar un espacio oculto un living y una habitación. Detrás de un mueble que simulaba estar amurado a la pared, se descubrió una puerta blindada que daba a una habitación que contaba con un verdadero arsenal.

El espacio hallado es de 10 metros cuadrados y cuenta con tres cajas fuertes de última generación. El trabajo de un cerrajero permitió acceder a una de ellas, donde se encontró alrededor de medio centenar de armas de fuego de diversos calibres. En tanto, se trabaja para acceder a las otras dos cajas fuertes para conocer qué hay en su interior.

En La Plata se investiga a Balcedo, por el supuesto lavado de dinero que tiene como origen la defraudación a los afiliados del sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación en Argentina (SOEME).

Según la investigación de Kreplak, Balcedo, a través de Yebra, retiró entre los años 2012 y 2013 de una cuenta del sindicato en el Banco Columbia unos 80 millones de pesos a raíz del poder que le había otorgado el líder sindical para operar en su supuesto vaciamiento. Por eso está detenido el dueño de la casa allanada.

Fuente: La Nación >> lea el artículo original