• Tras semanas de disturbios en la entrega del Plan Social Nutricional, habló la ministra de desarrollo humano, Ada Galfré
  • Defendió el mecanismo utilizado por su ministerio, aunque confió que evalúan utilizar otras modalidades, con la posibilidad de volver a la entrega de tarjetas magnéticas. 
  • 'Es cultural, la gente va temprano', se justificó. 

Ada Galfré, ministra de desarrollo humano, se refirió por primera vez a los numerosos problemas que se presentaron durante la entrega del Plan Social Nutricional, cuando miles de beneficiarios se agolparon en los distintos puntos de entrega de los bolsones de mercadería. 

Las imágenes fueron parecidas en el mercado 12 de octubre en Capital, en la delegación municipal de Alto Comedero, en el estadio olímpico de Palpalá, en un centro de integración comunitaria de Monterrico, etc. 

En todos los casos se repitió la escena: miles de personas realizando interminables filas - desde las 5 de la mañana en algunos casos - para recibir el bolsón con 12 productos. 

Entre numerosos cuestionamientos, se le criticó al ministerio utilizar el rudimentario mecanismo de entrega descartando la posibilidad de otorgarles tarjetas magnéticas a los beneficiarios para que puedan comprar en cualquier comercio los mismos productos, sin el estresante trámite. 

Sin anunciarlo oficialmente, la funcionaria deslizó que trabajan junto a las autoridades del Banco de Desarrollo y el ministerio de hacienda para realizar 'pruebas piloto' de otra modalidad. 

Por las áreas que mencionó Galfré, es posible deducir que el gobierno podría regresar al mecanismo de tarjetas magnéticas, como las que se usan en los cajeros automáticos, pero destinadas a que los beneficiarios puedan adquirir sus alimentos de cualquier comercio con medios electrónicos. 

'Estamos viendo otra alternativa, que depende de otros puntos que no es únicamente el operativo, que significa la liquidez de fondos y un montón de cosas que permitan que la gente tenga asegurada todos los meses su ayuda', dijo la funcionaria.

¿Vuelven las tarjetas? 'Estamos viendo cuál es la alternativa. Vamos a hacer experiencias pilotos', agregó.

Pese a ello, la ministra consideró que no hay fallas en el mecanismo que se usa actualmente, y se excusó en la cantidad de gente que recibe el beneficio – '120 mil familias' – y el supuesto hábito de acudir a los lugares de entrega con mucha anticipación. 'En los hospitales pasa lo mismo, la gente está acostumbrada a ir temprano. Lo hemos desdoblado(al horario), pueden ir a la tarde, en horario corrido', indicó.

'A nosotros no nos causa gracia, por eso queremos ir ajustándolo. El hecho de hacer la entrega en mano implica más tiempo, pero con eso hemos modificado un montón de otras cosas que sucedían cuando la gente no recibía en forma directa lo que necesitaba' abundó la funcionaria. 

Además, destacó que 'hoy la gente está empadronada', a diferencia del inicio de la gestión, cuando 'no había un padrón'.

'Figuraba la cantidad de mercadería, distribuida en cuatro organizaciones, y no había ninguna lista nominal de los beneficiarios', explicó.

'No lo considero una falla. Considero que hay una cuestión que se viene sosteniendo de tiempo así, donde también la gente quiere ir temprano, a veces van a último momento cuándo ya cerramos todo, pero igual con acta de por medio se lo incorpora. Esto forma parte del proceso que siempre hablamos, de reconvertir cosas', opinó.

 

 

Fuente: Jujuy al Momento >> lea el artículo original