SAN PEDRO (Corresponsal). El hijo del exintendente de San Pedro Julio Moisés fue arrestado por la policía, tras haberle propinado una brutal golpiza a su expareja, en el interior de una finca ubicada en la localidad de Rodeito.
Tras la agresión, Julio Moisés (hijo) la obligó a subir a una motocicleta y sin permitirle llevar a su hijo de dos años, la llevó hasta la Terminal de Ómnibus, amenazándola para que no realizara ninguna denuncia en su contra.
Se supo que el agresor, permaneció horas tras las rejas y en la jornada de ayer recuperó la libertad, hecho que provocó un generalizado malestar en la comunidad, que no dudó en hacer escuchar sus voces, indicando que  'aprovechan que están en la política para defender a los golpeadores y hacer que los dejen en libertad'.
Si bien la agresión se perpetró el pasado jueves, la víctima temiendo por la vida de su hijo que aún permanecía con el agresor, no acudió a la policía.
En la madrugada del sábado  el sujeto se trasladó llegó hasta  ciudad Perico llevando al hijo de ambos, y volvió a decirle que no lo denuncie.
Al día siguiente, la mujer se dirigió a la comisaría donde radicó la correspondiente denuncia.
Las actuaciones fueron giradas a la jurisdicción de San Pedro de Jujuy,  donde la fiscalía interviniente, dispuso el arresto  y la imputación del inculpado.

Fuentes consultadas por el  El Tribuno de Jujuy, indicaron  que el hecho se registró el pasado 3 de enero, en el interior de finca Villa Las Rosas ubicada en la localidad de Rodeito.
Poco después de las 19,  una mujer identificada por la policía Lis María G.
(34), domiciliada en ciudad Perico, llegó junto a su hijo menor  hasta  el domicilio del padre, identificado por la policía como Julio Moisés (42),  agricultor, domiciliado en la citada finca, de quien estaba separada, porque sufría constantes agresiones físicas. 

Mientras dialogaban en la galería, en un determinado momento, el sujeto con tono agresivo, le exigió que tomara el celular y comenzara a enviar mensajes a todos sus contactos, argumentando que ella había vuelto con él y que abriera su cuenta de Facebook y pusiera la opción del lugar donde se encontraban para que todos sepan que estaban juntos en la localidad de Rodeito.
Cuando la mujer le dijo que el teléfono estaba apagado sin batería, Moisés  la tiró del brazo y la llevó casi a la rastra hasta adentro y la obligó a que se conectara su celular y enviara mensajes avisando a todos de que estaban juntos.
Al decirle la víctima que no sabía que programa utilizar para poner la ubicación, el sujeto le propino una brutal golpiza, arrojándola al suelo para atacarla con golpes de puño y patadas, provocándole traumatismos y hematomas, en los ojos, en la cabeza, cuello brazos y piernas.
 

No conforme con la tremenda golpiza, Julio Moisés (hijo), abrió el placard y sacó una escopeta y le apuntó a la cabeza.
Ante tal situación de violencia y presa del pánico, la mujer encendió el celular y comenzó a enviar mensajes a cualquier contacto deseándole feliz año, refiriéndole el agresor 'ves para eso te haces pegar era fácil,  dos mensajes de mierda' y en ese momento bajó el arma de fuego y cuando fue a guardarla en el placar, la víctima consiguió escapar,  corriendo desesperada por un camino de tierra, hasta llegar a la ruta.
 En tanto corría, desesperada  le dijo a la casera de la finca que Julio le estaba pegando, por  lo que la señora le pidió a su patrón que no le pegara.

Posteriormente, sacó una motocicleta  obligó a subir a su ex mujer y salió a toda velocidad, y le dijo que  no gritara porque se matarían los dos.
Al llegar  a la Terminal de Ómnibus de San Pedro de Jujuy, la amenazó refiriéndole  'no me denuncies porque te vas a quedar sin un mango para tu hijo'.

La mujer regresó a su domicilio en ciudad Perico y no radicó denuncia alguna por temor a que el sujeto le hiciera algo a su hijo, ya que no permitió que se lo llevara y aún permanecía con él.
Recién el 5 de en horas de la madrugada,  el agresor  se presentó en su casa de ciudad Perico llevando al niño, y volvió a referirle que no lo denunciara.

Al día siguiente, la mujer se dirigió a la Seccional 21 de aquella localidad donde radicó la correspondiente denuncia, indicando  que no es la primera vez que tiene que vivir esta clase de situación, presentando lesiones en la cabeza, en los brazos, en las piernas, en ambos ojos, en la espalda y  en el cuello. 

Luego del examen médico forense, las actuaciones fueron giradas a la Delegación Fiscal N° 1 a cargo del ayudante fiscal Adolfo Froilán Flores, y tras la consulta con  la Fiscalía de Investigación N° 11 a cargo del agente fiscal José Alfredo Blanco, se dispuso el arresto a los fines de que se le practiquen todas las medidas procesales y la imputación correspondiente. 

En la jornada del miércoles, el sujeto fue arrestado, por efectivos de la Brigada de Investigaciones de esta ciudad, se le imputó el delito de 'lesiones leves agravadas por el vínculo, por ser el hecho perpetrado por un hombre contra una mujer y mediar violencia de género', se le impuso una medida  restrictiva  a los fines de que no tome contacto con la víctima y posteriormente se le otorgó el beneficio de la libertad.

Fuente: El Tribuno Jujuy >> lea el artículo original