A partir del año próximo, Argentina realizará una prueba piloto de profilaxis pre exposición al VIH con 500 personas que se encuentren en riesgo de contraer el virus. Esto se hará a partir de la implementación de una pastilla que ayuda a prevenir el VIH en el 90 por ciento de los casos.

El medicamento anti retroviral combina dos drogas y, para que surta efecto, se debe tomar diariamente. Como estrategia para contribuir a la disminución de nuevas infecciones, la Dirección de Sida y ETS de la Secretaría de Salud de la Nación pondrá en marcha un proyecto piloto para implementar la profilaxis previa a la exposición (PrEP, por sus siglas en inglés). “El año próximo vamos a hacer una prueba piloto de PrEP a nivel país con 500 personas que tengan riesgo, junto con las ONG, la Dirección de Sida y la Sociedad Argentina de Infectología”, le contó Miriam Burgos, subsecretaria de Prevención y Control de Enfermedades Comunicables e Inmunoprevenibles.

Este tratamiento preventivo consiste en que “personas que no tienen VIH, pero que tienen prácticas que pueden exponerlas a la transmisión del virus, toman un medicamento antirretroviral que  reduce la posibilidad de adquirirlo”, explicaron desde Fundación Huésped. En Argentina se estima que 129.000 personas tienen VIH, de las cuales el 20 por ciento no lo sabe. De ese total, la gran mayoría se contagió a partir de relaciones sexuales sin protección. La PrEP es la combinación de dos elementos: tenofovir y emtricitabina, en una sola pastilla. Los estudios internacionales sobre PrEP, que abarcan a más de 20.000 personas, demostraron que cuando se toma la medicación diariamente de manera correcta, el riesgo de infección de VIH se reduce un 90 por ciento. El tratamiento ya se aprobó en más de 40 países, aunque todavía está pendiente en la Argentina.

03 Diciembre 2018

Fuente: Hoy Día >> lea el artículo original